Discurso pronunciado el 4 de octubre de 2017 en el auditorio Teresa Cuervo Borda del Museo Nacional de Colombia por Luis Miguel Renjifo Martínez, Investigador principal, de de la investigación: Libro rojo de aves de Colombia.

2017


Buenas noches,

Como el investigador principal de la investigación del Libro Rojo de Aves de Colombia y en representación de mis colegas coautores de esta obra, quiero agradecer a la Fundación ALEJANDRO ÁNGEL ESCOBAR y a los jurados que evaluaron las investigaciones postuladas, por el galardón que esta noche estamos recibiendo.

Quisiera brevemente expresar la naturaleza e importancia del Libro Rojo de Aves de Colombia y por qué nos sentimos honrados por este importante reconocimiento.
 
La evaluación del riesgo de extinción de las aves en nuestro país constituye un gran reto. Con más de 1900 especies de aves conocidas en el territorio nacional, la nuestra es la avifauna más rica en especies y alberga cerca de un 20% de las especies de aves del mundo. Esto, unido a bajos niveles de información sobre las especies y escasez de recursos para financiación hace necesario el desarrollo de estrategias creativas.

El Libro Rojo de Aves de Colombia es una obra única por los métodos utilizados y niveles de colaboración involucrados. El estudio fue desarrollado en la Pontificia Universidad Javeriana durante 10 años, en especial en la Facultad de Estudios Ambientales y Rurales, con una colaboración institucional diversa: apoyo y financiación en los primeros años del proyecto por parte del Ministerio del Medio Ambiente y del Instituto Humboldt, datos del IDEAM de 40 años de su red meteorológica en el país, así como los mapas de bosques y ecosistemas terrestres. La Red Nacional de Observadores de Aves (RNOA) y Conservación Internacional nos compartieron bases de datos de registros ornitológicos. Los métodos fueron retroalimentados por BirdLife International y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (oficinas de Quito y Cambridge).  En esta investigación la ciencia colaborativa o ciencia ciudadana jugó un papel importante. Se tuvo una colaboración muy fructífera con la comunidad de ornitólogos y observadores de aves, tanto del país como internacional. En la investigación participaron 155 personas como recopiladoras de las síntesis de información de las especies y otros 238 colaboradores que brindaron apoyo de diversa índole, en especial información de campo inédita. A todos ellos muchas gracias.

La participación tanto de la comunidad ornitológica como de las autoridades e institutos de investigación, fue de gran importancia por el nivel de calidad científica de la obra, pero también por el sentido de pertenencia de los resultados de la investigación entre la comunidad ornitológica y las autoridades ambientales. Pocas veces en nuestro país una investigación científica tiene efectos concretos e inmediatos en la política pública. Los resultados de esta obra fueron incorporados en la resolución 1912 del 15 de septiembre de 2017 del Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, que establece el listado de especies silvestres amenazadas en el territorio nacional, lo cual tiene implicaciones jurídicas importantes.

Saber cuáles especies se encuentran en riesgo y las causas de amenaza permite orientar las acciones de conservación de manera apropiada y efectiva. Estas evaluaciones de riesgo, sirven de soporte a la definición de prioridades de conservación, declaración de áreas protegidas, formulación de políticas, planes de conservación, asignación de recursos económicos, orientación de procesos de educación y conciencia pública sobre la vulnerabilidad de la naturaleza.

Obtener el premio Nacional ALEJANDRO ÁNGEL ESCOBAR de Ciencias, en la categoría Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, es un incentivo muy valioso que nos motiva a seguir contribuyendo a la conservación de la biodiversidad en Colombia y en especial de las especies de aves.

Esta investigación fue dedicada a Humberto Álvarez López, pionero y maestro de la ornitología colombiana, y a las nuevas generaciones de ornitólogos y conservacionistas colombianos, con la esperanza de que este tipo de libro sea innecesario en el futuro.

Buenas noches y muchas gracias.