Entrevista

Juan Carlos Salcedo Reyes

Entrevista concedida por Juan Carlos Salcedo Reyes, Premio Nacional Alejandro Ángel Escobar -Ciencias Exactas, Físicas y Naturales- 2018 por el trabajo Method for manufacturing a thin film consisting of a colloidal crystal infiltrated with the luminescent MDMO-PPV polymer made of silica (SiO2) spheres, having a face-centered cubic system (FCC).

1. ¿En qué momento surgió en usted la inquietud por la investigación científica?
Definitivamente, influencia de mi padre. Él fue una víctima de la historia de la ciencia en Colombia. Hasta la década de los setenta, aparte de algunos casos aislados, la ciencia siempre se relacionó, en particular, con la ingeniería. El renacimiento y la modernidad llegaron a Colombia disfrazados de ingeniería. Mi padre perteneció a la primera promoción de ingenieros electrónicos de la Universidad Javeriana y trabajó en esta misma institución dirigiendo un programa de USAID relacionado con la implementación de las telecomunicaciones para el ejército y la policía nacional. De los primeros recuerdos de mi infancia estoy en los laboratorios de Ingeniería electrónica de la Javeriana jugando con los equipos de última generación de ese entonces y a mi padre inculcándome el amor por la ciencia. En realidad no era ciencia sino ingeniería, pero en aquella época eran sinónimos. Posteriormente fue un poco traumático descubrir la diferencia entre las dos disciplinas.

2. ¿Dónde transcurrió su infancia?
En Bogotá, D.C. como ya dije, en medio de instrumentos electrónicos de medición. En un típico barrio de clase media bogotana y con seis hermanos con los que compartimos la vida.

3. ¿Cuál fue su materia favorita en el colegio?
En realidad, en el colegio, y en especial en el bachillerato, formaba parte del equipo de voleibol del colegio y de Bogotá. Mi principal actividad era jugar voleibol. También me gustaba la física, pero ninguna de las dos era considerada como una profesión.

4. ¿Cuál fue la materia que más dificultades le dio en el colegio?
Como ya mencioné, mi principal actividad eran los deportes. La física, el cálculo y la geometría me gustaban, pero no le dedicaba mucho tiempo. Por ese entonces conocí a una chica (que hoy día es mi esposa, doctora en ciencias políticas y sociales) que me “explicaba” estas materias.

5. ¿Si no hubiera sido físico, qué otra cosa hubiera sido?
Otra de las grandes pasiones que me inculcó mi padre fue la música y el sonido. Si no fuera físico, indudablemente, sería ingeniero de sonido. Diseñador de amplificadores y sistemas de sonido de alta fidelidad.

6. ¿Cuándo supo que lo que quería estudiar era Física?
A partir de la influencia de mi padre y de que mis hermanos mayores eran ingenieros, comencé a estudiar ingeniería electrónica. Como dije antes, fue un poco traumático enterarme, de primera mano, de las profundas diferencias epistemológicas entre la ingeniería y la ciencia. Lo que quería era entender los principios y teorías básicas (básicas por fundamentales no por simples) que nos ayudan a entender cómo funciona la naturaleza y como es la construcción de la cosmogonía científica moderna. Afortunadamente, me encontré con varios profesores de física con los que podía hablar extracurricularmente, en particular, sobre la relación entre la teoría electromagnética y la relatividad especial. Me arriesgué a estudiar física y, aunque después de unos años retomé mis estudios en ingeniería, en ese momento fue claro para mí a lo que quería dedicar todo mi esfuerzo: La ciencia.

7. ¿Cuáles fueron sus opciones para escoger su carrera a, su universidad y su campo de investigación?
En cuanto a la universidad, no había muchas opciones. El mejor departamento de física en el país era, y sigue siendo, el de la Universidad Nacional de Colombia (Bogotá). Una vez allí, me encontré inmerso en una dicotomía que aunque era, simplemente, consecuencia de la inmadurez científica nacional, definía nuestro campo de estudio: física experimental “o” física teórica. Había  dos bandos irreconciliables, algo parecido a logias, a las que uno “tenía” que pertenecer. Desde los primeros semestres tenías que escoger: teórico o experimental. La presión social era muy fuerte: i) La verdadera ciencia no tiene aplicaciones. ii) En el momento en que encuentres una aplicación, deja de ser ciencia. iii) Los verdaderos científicos son los teóricos. iv) En Colombia lo que necesitamos son aplicaciones, no necesitamos generar conocimiento teórico. En realidad, en el mundo moderno, son las dos. Una no tiene sentido sin la otra: Los verdaderos científicos hacen las dos cosas. A partir de mis fuertes inclinaciones hacia la ingeniería y de la presión social, me dediqué, en el pregrado y la maestría, a hacer teoría en materia condensada. Posteriormente, en el doctorado, me propuse  hacer realidad todo lo que había calculado en los procesos anteriores.

8. ¿Qué hace en sus ratos libres?
Disfrutar de la compañía de mi esposa y de mis hijos, escuchar música y hacer deporte.

9. ¿Qué otros temas científicos le interesan?
La física y la ingeniería del sonido.  Actualmente soy editor en jefe de la revista de la facultad ciencias de la Universidad Javeriana (Universitas Scientiarum) de modo que tengo que apreciar trabajos en diferentes disciplinas de la ciencia. Una de mis grandes pasiones ha sido la óptica/fotónica y sus aplicaciones. Recientemente, por influencia de mi hijo, he estado leyendo mucha ciencia ficción. Una de las cosas más interesantes cuando llegas a cierta madurez científica, es cuando puedes comenzar a relacionar todo con todo.

10. ¿Cuál es su palabra favorita?
Excelencia. Ese fue el concepto que me inculcó tanto mi padre como mis profesores. En esa época era común, en las universidades, discutir ese concepto y trabajar en él (excelencia académica).

11. ¿Explique, por favor, de manera sencilla de qué se trata lo que investiga y para que le sirve a la humanidad?
Por un lado, está la ciencia de materiales. Diseñar, fabricar y caracterizar materiales con propiedades (físicas, mecánicas, ópticas, eléctricas) específicas. Por ejemplo: i) Como se puede mejorar la eficiencia energética de un LED a partir de las propiedades ópticas de los materiales con los que se fabrica? (https://doi.org/10.1088/1361-6641/ab1a9a). ii) Como puedo modificar la estructura atómica de un material para que pueda ser usado en procesos de remediación de aguas? (https://doi.org/10.1038/s41598-018-21597-2). Por el otro lado, está la fotónica: i) Hay que diseñar un sistema que, por métodos ópticos, pueda cuantificar la concentración y tamaño del material particulado que se produce en procesos de combustión interna ii)  Desarrollar métodos ópticos de diagnóstico con aplicaciones, por ejemplo, en odontología o, también, para detectar licor adulterado. (http://sipi.sic.gov.co/sipi/Extra/IP/Mutual/Browse.aspx?sid=636918997991838363)

12. Si es profesor ¿Cuál es su primera frase al empezar una clase?
Muchachos, hoy vamos a trabajar en la excelencia.

13. ¿Qué necesitamos en Colombia para que la ciencia y la investigación sean un quehacer desde la infancia?
Definitivamente, voluntad política. Es claro que, debido a nuestra herencia romano-cristiana, la ciencia no es una prioridad de estado. Es más, la ciencia es algo con lo que en principio, como sociedad, no estamos de acuerdo.  Para la sociedad colombiana es más importante el razonamiento religioso que el razonamiento científico. Oficialmente, Colombia es un país que se quedó enterrado en la edad media. Debido a que, en general, nuestros dirigentes son personas provenientes del campo y, además, profundamente religiosas, la ciencia solo es importante en la medida en que haga que los procesos agrícolas sean más eficientes. Estamos muy lejos de lograr una sociedad/estado laico con bases científicas (posmodernidad). Es difícil estimar el alcance de frases famosas como “Que investiguen los ingleses, nosotros somos una sociedad agraria”, “En Colombia no necesitamos doctores, ¿para qué?”, “La unidad de medida oficial en Colombia es la libra y una libra es igual a 500 gramos”. Tenemos uno de los sistemas de ciencia y tecnología más antiguos de Latinoamérica y el único que, después de cincuenta años, aún no sabe que es lo que hay que hacer.

14. ¿Cuál es su héroe en el mundo de la ciencia?
Richard Feynman. Si quieres entender física, lee el libro “The Feynman lectures on physics”

15. ¿Qué música escucha?
No puedo negar que soy “absolutamente” ochentero. El Rock de los 70’s y 80’s. La llamada música clásica, aunque los que más me gustan son los compositores modernos (von Karajan, Saval, Gershwin, Abbado, Bernstein, etc).

16. ¿Qué es un científico?
Una persona profundamente rebelde y curiosa que “necesita” entender cómo funciona el universo.

17. ¿Qué se ve haciendo dentro de 20 años?
Estudiando la luz y el sonido y dando clases de ciencias a jóvenes (niños y adolescentes). Me encantaría dar clases en un colegio.