Evaluación genética y filogeográfica del Mono Aullador Rojo (Alouatta seniculus) en Colombia.

ALEJANDRA MARÍA MORENO SIERRA, estudiante de la Maestría en Biología, de la Universidad de Antioquia.

Resumen del proyecto de investigación

El mercado negro de fauna silvestre es uno de los negocios ilegales más lucrativos a nivel mundial, después del tráfico de estupefacientes y de armas. Colombia no es refractaria a este flagelo. El mono aullador rojo (Alouatta seniculus) hace parte de los primates más traficados en Colombia; sin embargo, las cifras reportadas se encuentran por debajo de los valores reales, es decir, que no tenemos certeza de la magnitud del tráfico de este primate. Además, factores como la deforestación, la caza ilegal, entre otros, son factores que cada vez afectan más las poblaciones de este primate ampliamente distribuido en nuestro país.

Los Centros de Atención y Valoración de Fauna Silvestre (CAVs), se esfuerzan por recuperar, rehabilitar y reintroducir los primates rescatados, sin embargo, no es fácil cuando se desconoce la procedencia de estos individuos, pues al liberarse de manera deliberada, pueden afectar ecológica y genéticamente las poblaciones ya establecidas históricamente en los lugares de destino. Por lo tanto, se han propuesto herramientas genéticas para darle solución a problemas como la identificación de individuos particulares, el estado actual de las poblaciones a nivel genético, la historia evolutiva de las especies y la asignación geográfica de especímenes decomisados del tráfico o caza ilegal; esto con el fin de tener la información necesaria para no afectar la estabilidad de las poblaciones naturales al momento de realizar la recuperación, rehabilitación y reintroducción de las especies traficadas.

En el caso del mono aullador rojo, el conocimiento de la historia evolutiva y el estado genético de sus poblaciones es limitado, por este motivo es imperante conocer estos factores para resolver su problema de reintroducción.
Además, dentro de los diversos factores que podrían estar afectando a las poblaciones del mono aullador rojo, se encuentran las barreras geográficas como grandes ríos, complejos montañosos, etc. Una barrera geográfica importante para los organismos neotropicales son los Andes que producen un mosaico de hábitats en los que podría producirse colonización y diferenciación. Por esta razón y dada la amplia distribución de A. seniculus al occidente y oriente de los Andes, postulamos que los Andes pueden estar actuando como barrera geográfica que promueve la diferenciación genética entre las poblaciones de aulladores rojos en Colombia.

De acuerdo con lo anteriormente expuesto, se propone realizar un estudio que genere un mayor conocimiento de la historia evolutiva del mono aullador rojo con relación a su estructura genética y su distribución geográfica en Colombia, permitiendo identificar unidades de manejo para su conservación. Además, esto acarreará el hallazgo de posibles huellas genéticas que conlleven a esclarecer la procedencia de estos individuos según la región de la cual provengan, con miras a extrapolar este estudio a otras especies que posean características similares en su distribución y diversidad.”