Contribución de la acústica marina en la generación de un modelo
de conectividad en el Golfo de Tribugá, Colombia.

MARÍA PAULA REY BAQUERO, estudiante de la Maestría en Conservación y Uso de la Biodiversidad, Facultad de Estudios Ambientales y Rurales, Pontifica Universidad Javeriana, Bogotá, D.C.

Resumen del proyecto de investigación

“El ruido causado por actividades humanas ha aumentado durante los últimos años en el océano. Actividades como el tráfico de embarcaciones generan ruido y reducen el espacio de comunicación de algunos animales marinos que dependen del ambiente acústico para navegar, comunicarse, seleccionar hábitat, entre otras interacciones. En el mar, las ondas de sonido pueden viajar distancias más lejanas que en el aire, mientras que las ondas de luz viajan distancias más cortas. Oír es más efectivo que ver para los animales marinos. Gracias a los sonidos se pueden identificar temporadas reproductivas, áreas de desove o indicadores de calidad de hábitat. Además, posibles relaciones e interacciones del paisaje acústico con otros aspectos, en este caso la conectividad, para peces y mamíferos marinos como la ballena jorobada.

En Colombia, el Golfo de Tribugá, es una zona importante para la conservación y presenta bajos niveles de ruido generados por lanchas de avistamiento de turismo y pesca artesanal que, aunque son pequeñas, podrían causar efectos como la superposición con señales acústicas de animales marinos. Este proyecto, tiene como objetivo determinar la influencia del ruido de lanchas sobre la conectividad marina para evidenciar la vulnerabilidad de un paisaje, relacionada con el movimiento de los animales que dependen del sonido y del espacio de comunicación. La recopilación de datos acústicos se realizará en diferentes zonas del Golfo de Tribugá. Se utilizarán hidrófonos (micrófonos que permiten grabar bajo el agua) anclados a 25 metros de profundidad y se revisarán los archivos de sonido cada 6 horas, marcando presencia o no de ruido de lanchas, se empleara el software RavenPro.

El proyecto tiene tres fases metodológicas:

  • 1) Realizar índices acústicos, utilizando el programa RStudio con el fin de ver si existen cambios en el ambiente acústico con y sin ruido.
  • 2) La realización de modelos de propagación de sonido para predecir la audibilidad de un pez o una ballena jorobada en una determinada posición geográfica, profundidad, intensidad y frecuencia, lo que permitirá ver la interferencia o falta de la conectividad acústica debido al ruido de pequeñas lanchas y por último.

3) Realizar un modelo de conectividad que tendrá en cuenta los rangos óptimos de salinidad, temperatura y batimetría par algunas familias de peces y ballena jorobada. Los mapas serán basados en niveles de resistencia, que evidencian áreas que permiten menos movimiento de acuerdo con las variables ambientales seleccionadas y los mapas de propagación del sonido.”