Reseña

Dilemas de lo colectivo: Instituciones, pobreza y cooperación en el manejo local de los recursos de uso común

Ganador Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible - 2009

JUAN CAMILO CÁRDENAS
Profesor de la Facultad de Economía
UNIVERSIDAD DE LOS ANDES, Bogotá D.C.

Una cantidad importante del territorio ecológicamente valioso de la mayoría de países, y de Colombia en particular, se encuentra bajo formas de acceso colectivo o común para los actores sociales, sea dentro o por fuera de la ley. La sostenibilidad del manejo de ese territorio dependerá de la comprensión de la interacción entre las decisiones económicas de esos actores, su entorno físico y su entorno institucional. Sin embargo, existen pocos estudios sistemáticos en nuestro país donde se analice el comportamiento individual por parte de los usuarios de los ecosistemas.

Este libro es el resultado de 10 años de investigación del autor sobre el uso y manejo que hacen del territorio las comunidades rurales. En esta investigación se han utilizado diferentes métodos empíricos y teóricos para comprender los fundamentos del manejo local de los ecosistemas. El trabajo de campo ha incluido experimentos económicos, talleres y encuestas con cientos de habitantes rurales de una diversidad de comunidades y ecosistemas costeros y andinos en Colombia, donde grupos de usuarios enfrentan día a día el dilema entre conservar y explotar los ecosistemas para su propio beneficio y en beneficio o detrimento de otros grupos de la sociedad.

Uno de los principales aportes de esta investigación es el de haber utilizado, por primera vez en Colombia y entre los primeros del mundo, la economía experimental con comunidades rurales donde se toman decisiones de uso de recursos naturales de uso común. Esta innovación científica, luego de varios años y con la participación de cientos de habitantes rurales del país, ha permitido acumular una base empírica sólida para soportar las conclusiones del libro.

Los resultados de la investigación sugieren que las comunidades locales pueden llegar a generar soluciones auto-gobernadas de manejo sostenible de los ecosistemas locales, pero que algunos factores como una regulación imperfecta, la desigualdad social o las asimetrías entre los actores pueden impedir o incluso erosionar dichos procesos de cooperación. Las implicaciones de política son importantes si tenemos en cuenta la complejidad institucional de los sistemas de gobernabilidad ambiental donde participan actores estatales, privados y comunitarios, y donde existen múltiples niveles, desde el internacional hasta el local, en medio de dificultades para hacer cumplir la ley, y preocupantes niveles de desigualdad en las zonas ecológicamente más valiosas.

El libro argumenta que el desafío para diseñar instituciones para el manejo sostenible de estos ecosistemas locales deberá necesariamente partir de una mejor comprensión de los micro-fundamentos del comportamiento humano y cómo los individuos y hogares responden a diferentes incentivos, normas sociales e instituciones que afectan y gobiernan su quehacer cotidiano.

En general, las conclusiones contrastan con supuestos presentes en parte de la literatura frente al comportamiento y racionalidad de los individuos. Contrario a la hipótesis del oportunismo o “free-riding”, los resultados sugieren que los usuarios de los recursos naturales están dispuestos a cooperar y a cumplir acuerdos basados en la confianza y la reciprocidad. La evidencia recogida en el trabajo de campo sugiere que en las comunidades donde la pobreza y la falta de oportunidades presionan a los hogares se presentan esfuerzos adicionales por invertir en los procesos comunitarios para evitar la denominada “tragedia de los comunes”, dada la mayor dependencia de los ingresos de esa cooperación.