Reseña

Contaminación ambiental e impactos en la salud a nivel poblacional derivados del uso del asbesto en Colombia: El caso de Sibaté

Mención Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible – Camila Botero Restrepo - 2021

AUTORES: Juan Pablo Ramos-Bonilla (Representante del colectivo), Profesor Asociado, Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental, Universidad de los Andes, María Fernanda Cely-García, Benjamin Lysaniuk, Margarita María Giraldo Silva, Roberto Pasetto, Pietro Comba, Benedetto Terracini, Daniela Marsili, Agata Mazzeo, María Camila Rodríguez García, Rocío del Pilar López Panqueva, Ana Margarita Baldión Elorza, Diana Pilar Cañon Solano, Bibiana Andrea Pinzón Valderrama, Luis Gerardo de Jesús García-Herreros Hellal, y Yordi Alejandro Silva Arias

“El asbesto es un grupo de seis minerales que por sus características físico-químicas ha tenido un número muy grande de aplicaciones industriales. En 1980 el asbesto alcanzó su pico histórico de uso a nivel global con 4.8 millones de toneladas. El surgimiento de evidencia cada vez más contundente sobre el peligro que el asbesto representaba para la salud, llevó a que a partir de la década de 1980 empezara un proceso paulatino de prohibición del asbesto en diferentes países del mundo, a los cuales se sumó Colombia recientemente por medio de la Ley Ana Cecilia Niño (Ley 1968 de 2019), la cual entró en vigor el 1 de enero de 2021. La exposición al asbesto causa distintos tipos de cáncer, incluyendo el mesotelioma y cáncer de pulmón, laringe y ovario, al igual que enfermedades muy graves no cancerígenas como la asbestosis.

La industria del asbesto empezó operaciones en Colombia en 1942 con una planta de asbesto-cemento en el municipio de Sibaté, Cundinamarca, la más grande entre todas las plantas que operaron en el país. En la planta se manufacturaron distintos productos de asbesto-cemento incluyendo placas onduladas, tuberías y tanques de agua. En el año 2015 y en respuesta a denuncias de habitantes de Sibaté sobre lo que ellos percibían era un número muy grande de personas diagnosticadas con enfermedades que podían ser causadas por la exposición al asbesto, investigadores de la Universidad de los Andes, del Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo, del Instituto Nacional de Salud de Italia, de la Fundación Santa Fe de Bogotá, y de las Universidades de Torino, Boloña y La Sapienza Roma (Italia), iniciaron una investigación buscando entender en más detalle estas denuncias. Hasta este momento los resultados de la investigación no sólo confirman las denuncias de los habitantes, sino que ponen en evidencia un problema de salud pública y ambiental de grandes dimensiones. Estos resultados han sido publicados en tres artículos científicos en la revista Environmental Research.

En términos del impacto a la salud, la evidencia muestra que en Sibaté hay una incidencia muy alta de mesotelioma, un cáncer de la pleura de los pulmones que además es considerada una enfermedad centinela de la exposición al asbesto. Al comparar la incidencia en Sibaté, especialmente en mujeres, con las cifras reportadas internacionalmente, se puede concluir que en el municipio existe un clúster o conglomerado de casos de mesotelioma. Teniendo en cuenta que entre el momento de la exposición al asbesto y el diagnóstico de mesotelioma pueden transcurrir varias décadas, la corta edad al momento del diagnóstico de muchos de los casos de Sibaté sugiere que pudieron haber sufrido una exposición al asbesto durante su infancia o adolescencia. Otra característica preocupante de los casos de mesotelioma identificados es que la mayoría nunca trabajó en la industria del asbesto, lo que sugiere que en Sibaté pudo haber eventos de exposición ambiental o residencial al asbesto.

En términos de la contaminación ambiental, en el desarrollo de esta investigación se documentó la existencia de grandes extensiones rellenadas con residuos en la zona urbana del municipio, sobre las cuales se construyeron instalaciones deportivas y una escuela. En varios puntos de las zonas rellenadas se descubrió una capa de asbesto friable a poca profundidad de la superficie. El asbesto friable no tiene una matriz de encapsulamiento, por lo cual representa un riesgo muy grande de exposición debido a que cuando es perturbado las fibras de asbesto se dispersan fácilmente en el aire, algo que puede ocurrir con la capa de asbesto presente en Sibaté.

La situación descubierta en Sibaté es un problema de salud pública complejo que tomará muchas décadas solucionar, y en este momento es urgente que haya una respuesta estatal decidida, que empieza por la elaboración de un plan de gestión del riesgo y de un plan de remediación de las zonas contaminadas. En este sentido es crítico mejorar nuestra comprensión sobre la ubicación y características de las zonas rellenadas y en especial de la capa de asbesto friable. También es importante implementar una estrategia a nivel municipal para el diagnóstico temprano de las enfermedades causadas por el asbesto, que incluya protocolos que garanticen una atención integral y adecuada de las personas diagnosticadas y el acompañamiento de sus familias.

Como sociedad debemos dar inicio de manera urgente a las acciones que nos permitan mitigar las consecuencias nocivas derivadas del legado negativo resultante del uso del asbesto en el país, y trazarnos como objetivo, no sólo para Sibaté sino para toda Colombia, que no haya más personas expuestas a este peligroso material.”