La CotorraLa Cotorra

FUNDACIÓN ALEJANDRO ÁNGEL ESCOBAR

Septiembre de 2020 - # 142

Lora Mayor
Ganadores de los Premios Alejandro Ángel Escobar
de Ciencias y Solidaridad 2020

En este particular 2020 que nos ha llevado por diferentes sensaciones y decisiones,  cumplimos 65 años de estar otorgando los Premios Alejandro Ángel Escobar de Ciencias y Solidaridad. Y los celebramos siendo fieles a la orden testamentaria de don Alejandro de premiar no al menos malo sino al mejor.

 

A partir de 13 de octubre anunciaremos a los ganadores de los premios de Ciencias y Solidaridad 2020, esté a tento a nuestra página y nuestras redes sociales.
 

 

 

Dando Lora

“En Colombia, quienes defienden el extractivismo repiten muchas veces que un proyecto es sostenible cuando cumple con la legislación ambiental. Esto no es cierto: hacer las cosas “con todas las de la ley” no implica que no existan daños ambientales. Todo depende de la solidez y pertinencia de las leyes, y de la vulnerabilidad de cada ecosistema. Esta diferencia es particularmente relevante en un país como Colombia, donde la legislación ambiental es laxa y tiene enormes vacíos…Aunque se cumplan los requisitos legales, las actividades mineras producen daños irreversibles en su entorno, y algunos muy especialmente sobre la calidad de agua, que persisten durante siglos o incluso milenios. Sin embargo, nuestras instituciones ni siquiera contemplan la posibilidad de que existan impactos tras el cierre de una mina.”
 

Aunque es común escuchar que los páramos son “las fábricas de agua”, en realidad es el suelo quien se lleva el protagonismo. El agua no viene de la vegetación ni del ecosistema en sí mismo, sino que es retenida, almacenada y luego liberada lentamente por distintos componentes de ese engranaje. Es la esponja, más bien. Imaginemos unas nubes cargadas y pomposas viajando por la sabana de Bogotá. Estas transportan humedad, que en realidad es vapor de agua, y siguen su camino hasta toparse con una inmensa malla (la flora del páramo) que, al atravesarla, deja pequeñas gotas de agua en los hilos (hojas con vellosidades). Eso hace el páramo.” Siga toda la explicación en Todo es Ciencia.
 

Trabajan en investigaciones que tengan un impacto real en el ser humano, apuestan al binomio ciencia-sociedad y a un entorno de formación y desarrollo más inclusivo. Publicar investigaciones dejó de ser su principal aspiración, quieren llegar a un público mucho más amplio. No hay tiempo para detenerse. Hasta tomando un café los cerebros de los científicos continúan maquinando, buscan respuestas a sus preguntas, quizá un plan B porque el A no dio resultado. Como la física Ana María Rey [Premio Alejandro Ángel Escobar en Ciencias 2007], quien investiga en relojes atómicos y computadores cuánticos en el Instituto de Física Jila, U. de Colorado... Asegura que la ciencia es hoy día “más excitante porque lo que aplicas en un campo puede tener conexiones con otro”. Y esa necesidad hace que haya más sinergia entre los grupos científicos.”
 

 

“Uno de los 42 municipios del Cauca: López de Micay, está rodeado por el océano Pacífico y el río Micay (con el curso de agua más largo y caudaloso del departamento) es el lugar más lluvioso del planeta Tierra. Así lo revela la investigación de Julián David Rojo Hernández, doctor en Ingeniería - Recursos Hídricos de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín…Eso tiene un sentido físico más allá de la lluvia, pues cuando llueve, desde las nubes se libera mucha energía por condensación, y si tenemos el lugar más lluvioso del mundo aquí en el país, entonces es sin duda uno de los lugares donde más energía se libera en todo el planeta, señala el doctor Rojo.”
 

“Este artículo se pregunta por qué ha sido posible, en territorios étnicos, la consolidación de la minería mecanizada de oro, en detrimento de la minería artesanal, y que hace parte del trabajo, ¿Territorios en venta? Ruta mecanizada en regiones de pobreza y exclusión. El caso del San Juan Chocoano, realizado por Mayra Natalia Parra Salazar, ganadora de la quinta versión  del Premio Jorge Bernal. Toma como caso de estudio el Chocó, Colombia, donde un cuidadoso trabajo etnográfico permitió encontrar una red de producción y comercio de oro, que vincula los tradicionales lazos de parentesco y las precarias condiciones de vida con las dinámicas globales de explotación aurífera. Presenta, a partir de una construcción empírica específica, un marco comprehensivo de las dinámicas de explotación de oro en las zonas desarticuladas cultural, institucional e infraestructuralmente, de los centros administrativos nacionales.”
 

“Ficosucre, el proyecto que trabaja para descontaminar cuerpos de agua por medio del uso de microalgas endémicas, fue seleccionado como ganador del prestigioso Premio Latinoamérica Verde 2020, en la categoría Agua. Una alianza interinstitucional y universidades regionales, recibió el prestigioso Premio por su trabajo de descontaminación del ecosistema hídrico de San Benito Abad. Para la edición 2020, los Premios contaron con la participación de 2.540 proyectos inscritos de 560 ciudades y 25 países. Fueron destacados los 500 mejores proyectos sociales y ambientales de América Latina y diez fueron distinguidos como los mejores en igual número de categorías, alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).”
 

 “Durante cuatro años varios investigadores colombianos [entre ellos Carlos Herney Cáceres Martínez becario Colombia Biodiversa I-2012] se dedicaron a recolectar excrementos frescos de oso andino (Tremarctos ornatus) en el Parque Nacional Natural Tamá, analizando con detenimiento, el color, la textura, el sitio de depósito, momento del año y las características generales de las más de 140 muestras recogidas… El aporte de estos investigadores fue definitivo en la ampliación del conocimiento de la dieta del único úrsido de Sur América. La investigación aporta a un aspecto más de la desconocida ecología del Oso Andino relacionada con su alimentación, la estacionalidad y la variación espacial de la misma, en un estudio realizado por primera vez en el país. ¿Qué come un Oso Andino? ¿Dónde y en qué periodos del año come más o menos? ¿y qué tipo de alimentos consume? Fueron dudas resueltas con este estudio; una investigación que contribuye a la conservación de la especie y entrega datos clave para mejorar la dieta de los osos en cautividad.”
 

Roy González, recibió el premio Amigos de la Academia al joven científico colombiano de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, [en una entrevista cuenta parte de su camino como investigador y sus áreas de estudio]…trabajo con una rama de la ecología, la “Ecología Funcional” que intenta comprender las características morfológicas, fisiológicas y fenológicas que tienen las especies, y su vínculo con las respuestas a condiciones ambientales (a lo largo de gradientes y el tiempo), así como los efectos derivados de estas características sobre los procesos del ecosistema, por ejemplo, el ciclado de nutrientes o la captura de biomasa. En particular trabajo con Bosques Secos, uno de los ecosistemas más amenazados de Colombia y donde las especies arbóreas experimentan importantes presiones ambientales como la intensificación de las sequias, los incendios forestales, la transformación de la cobertura, entre otros. Tenemos una red de monitoreo de bosques secos por todo el país llamada Red BST-Col, y estamos monitoreando la dinámica ecológica de este sistema de manera sistemática y repetida en el tiempo.”
 

 

FAAE
Enlaces FAAE
Página web FAAE
Premios Nacionales de Ciencias y Solidaridad
Becas Colombia Biodiversa
Biblioteca María Restrepo de Ángel
Foro Nacional Ambiental
Pique aquí